5 abr. 2014

Coleccionista, el cortometraje en Málaga y el futuro.


No es mi intención generar una polémica absurda. Tampoco es mi intencionalidad patalear cual  niño pequeño al que le quitan un juguete ni señalar a nadie en concreto. Quizás esta reflexión que dos o tres personas leerán con cierto interés, sea más un análisis de como nos sentimos o me siento personalmente con todo lo que rodea a lo que hacemos artísticamente. 

Hace algo más de un mes, pusimos Marina Sánchez y un servidor, un proyecto en crowdfunding de nuestro siguiente cortometaje titulado: "Coleccionista". Pese a mis previas dudas y escépticas creencias en que fueran a financiarnos el proyecto personas de nuestro entorno, decidimos darle cabida y justamente hoy se ha terminado esos 40 días para recaudar lo  propuesto. Finalmente no hemos conseguido llegar al objetivo, ni acercarnos a lo propuesto, no hemos recaudado ni la mitad para un proyecto que llevamos casi cuatro años intentado sacar adelante y que sin dinero, sinceramente es imposible llevarlo a cabo. En la foto que ilustra el post, están todas las personas (algunas no aparecen porque nos han dado una compensación en mano) que dentro de verkami han creído en el proyecto y aunque sea de manera individual ya sea a Marina o a mi persona, en nosotros como creadores (inclusive hemos recibido más apoyo de gente desconocida, que gente que en teoría nos ayudaría). 26 personas que en más de mes y medio han dado su apoyo y su dinero a nuestra productora después de difundir por infinidad de sitios el proyecto en una promoción sin descanso, en la que hemos abierto una página en Facebook que absurdamente crecía en fans cada día, con más de 400 seguidores de un cortometraje fantasma y donde si cada una de esas 400 personas hubiese aportado la cantidad mínima en el crowdfunding, lo hubiésemos conseguido de sobra. El fenómeno que se presentaba ante nuestros ojos era y es extraño. 

A nivel personal os comentaré que siempre he creído que lo que hacemos no le interesa a mucha gente, me explico. Creo que hay grupos, creativos que se apoyan unos a otros para aplaudirse y conseguirse los objetivos lo cual me parece genial, pero ya sea por prejuicios creados del boca a boca o bien porque ciertamente no interesamos, nuestros cortometrajes no calan dentro de nuestro entorno. Supongo que todo tiene que ver si caes bien a nivel personal, eso afectará a la obra en sí. Esto lo he corroborado con algunas personas que no nombraré, que al principio de conocerme han mantenido la cordialidad y que meses después, al encontrármelas en diferentes actos, han decidido ignorarme o mirarme mal sin ninguna explicación más que esa supongo, el boca a boca o el prejuicio. Tampoco es mi intención caer bien a todo el mundo, realmente no se puede elegir ese tipo de cosas, os comento mi realidad. El llenazo de Septiembre de hace dos años en el CAC fue una sorpresa genial para mi, pero el desolador panorama del estreno de "Pausa" (Un corto que supuestamente tantísima gente esperaba) hace unos meses fue también una sorpresa. Gente inclusive que o bien por la lluvia no pudo venir o que a ultima hora decidió no  ir por haber cosas más importantes que hacer supongo, ya sean del equipo o no, marcaron la tónica de aquel momento. "Pausa" será, teniendo en cuenta que "Coleccionista" queda de nuevo en el cajón, el último corto nuestro que tendréis oportunidad de ver quizás en muchísimo tiempo indefinido. Y aunque esto suene alarmista por mi parte, es lo que he decidido, he contado todo lo que quería en este formato y en la última etapa, me he dado de bruces con fenómenos sociales poco reconfortantes ante lo que traíamos. Yo soy una persona que ve y contempla con apoyo lo que hacen otros de mi entorno y valoro el trabajo de los demás siempre que puedo, pero por parte de muchos no recibo el mismo trato. Quizás Roma sea más grande que centrarse solo en el Imperio Romano, pero es mi sensación al respecto. 

Nos ha faltado el apoyo de mucha gente que creímos en su momento que al menos de verdad disfrutaban con algo de lo que hacíamos. En algunos casos hasta en el terreno familiar me he encontrado con muy poca ayuda, ni  interés. Pero todo esto no me desanima para buscar nuevas formas de contar historias, en ello estoy, pero os aseguro que no será en este formato, no me interesa a día de hoy, no le veo total altruismo, no creo en los festivales o en los enchufes o en las sonrisas de pega, no me interesa nada de ese mundo y no me va el reconocimiento glamuroso de una alfombra roja o un trofeo (no tiene nada que ver para mi, con el reconocimiento, cosa que valoro claro está, con todo esto). No va de eso todo esta parrafada, ni tampoco es una seña de decepción ante el gremio, la verdad que el que quiera darse por aludido que lo haga, pero no es para nada mi objetivo. Ahora me reconstruiré para crear otro camino, en estrenar "Pausa" para el que quiera o tenga tiempo de verlo aunque el espectador pasivo sea nuestro más fiel seguidor y quedando en el recuerdo todo lo que hemos conseguido o lo que hemos intentado sacar adelante. A veces me pregunto si el nombre "Luigi R.p." apareciese borrado de algún corto serviría para darle más importancia a lo que contamos o no. A veces todo es cuestión de egos y formas huecas. Antes las redes sociales me parecían esenciales a la hora de publicitar lo que hacías, ahora me parece que para que alguien te vea tienes que ser amigo del amigo, creer en la Virgen María, tener alguna etiqueta o lamerle el culo a likes y otros menesteres al que se precie. 

Y si alguien ya ha llegado hasta aquí leyendo, gracias por tu fidelidad y estaremos, aunque de otra manera, ahí, para el que quiera seguirnos. A estas alturas ya no me interesa para nada seguir debatiendo el trato o no de lo merecido y quien es más "currante" o profesional que el otro, eso se demuestra andando y yo no tengo nada que demostrarle a nadie porque ya lo hago, pienso, de la manera que mejor se y con toda la pasión en lo que amo, como este loco medio. Dicho esto, mil gracias a todas esas personas que ya sea por Marina (en su mayoría) o en mi persona, creyeron en que "Coleccionista" era una apuesta interesante que llevaros a vuestras retinas. El futuro del corto estará pues en el aire, eso ya dependerá de como Marina también quiera llevarlo y los ánimos mutuos, lo iremos viendo paso a paso, supongo.

Luigi.

3 comentarios:

Ivan Gonzalez Martin dijo...

Luigi no te desanimes! Siempre hay baches en todos los caminos, hay veces que se gana y otras que se pierde. Lo único que hay que hacer es aprender, seguir adelante y no arrepentirse de nada. Es un palo que el proyecto de "Coleccionista" no haya podido realizar, pero a mi forma de ver, veo que tienes mas exitos que fracasos en tu lista. No seas tan derrotista y cumple tu sueño,que para algo siempre te lo has currado muchisimo y le pones empeño. Un abrazo de un viejo amigo!

mapachito dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juanjo del Junco dijo...

Hola Luigi, personalmente no te conozco pero si he visto algo de tu trabajo, he llegado a éste post de casualidad, buscando concursos de cortos de Málaga y no he podido parar de leer sin dejar de asentir, tienes razón en muchas cosas, pero no en otras. Es verdad que la gente en este mundillo es envidiosa y se mueven a base de favores, es lo que hay cuando no hay dinero de por medio, e incluso con dinero de por medio te podría contar yo un par de cosas.
El caso es que no debes desanimarte, mientras tengas una cámara y una historia, habiendo internet como ventana para ellas ¿Para qué necesitas mas? Aunque anduviera googleando por concursos yo cada vez tengo más claro que es mejor contar cosas pequeñitas y llevarlas a un canal de youtube, el que quiera ver, que lo vea y el que no, a otra cosa.
Ánimo y un saludo.